• Bienvenido a Cocosisland.org
    Bienvenido a Cocosisland.org

    Fundación Amigos de la Isla del Coco - FAICO

  • Cocosisland.org
    Cocosisland.org

    Bajo el Mar

  • FAICO
    FAICO

    Liderar a nivel nacional e internacional la gestión de recursos para la conservación del Parque Nacional Isla del Coco

2. Vegetación


Por vegetación se entiende la forma en que las plantas se presentan y organizan en un territorio. En general, la vegetación de la Isla del Coco corresponde a un bosque tropical pluvial. Sin embargo, se pueden identificar los siguientes tipos de vegetación: Vegetación de zonas litorales, localizada en alturas menores a 50 metros y desarrollada sobre los acantilados y en las partes bajas de los valles de las bahías y ensenadas que rodean la isla. Las especies arbóreas más frecuentes en este tipo de vegetación son: Annona grabra, Erhytrina fusca, Ochroma pyramidalis y Cocos nucifera en el dosel superior, con un sotobosque de rubiáceas y solanáceas, una diversidad de herbáceas (ciperáceas, gramíneas, leguminosas, malváceas), y helechos epífitos y terrestres.

En estas zonas litorales, también se encuentran tres asociaciones vegetales distintas. La primera corresponde a asociaciones de playa, compuestas principalmente por Ipomea pes-caprae, Hibiscus tiliaceus, Caesalpinea bonduc y Cocos nucifera. La segunda está constituida por asociaciones de acantilados, las cuales ocupan los farallones y acantilados que rodean la isla, así como los principales islotes; en ellas predominan: Clusia rosea, Euterpe precatoria var. longevaginata, Cecropia pittieri (endémica) y Cornutia grandiflora. En los derrumbes, la especie pionera es Ipomea acuminata. En los islotes, la especie dominante es Clusia rosea, con la gramínea endémica Chloris paniculata. La tercera asociación es la de marismas, es decir, aquella desarrollada en terrenos que sufren la influencia del agua salada de las mareas, y que está compuesta, principalmente en su parte arbórea, por Annona grabra, Conocapus erectus y Caccipourea sp., y, en sus estratos bajos, por el helecho Acrosticum aureum. En realidad, esta asociación puede considerarse un manglar incipiente.

El segundo tipo de vegetación, que posee una mayor cobertura en la Isla, es el de zonas montañosas, que corresponde a un bosque tropical pluvial perennifolio, y que se localiza en alturas superiores a los 100 metros. Este bosque alcanza más de 30 metros de altura y está dominado por los árboles Saccoglottis holdridgei (endémico), Ocotea insularis y Euterpe precatoria var. longevaginata, con un sotobosque ralo de melastomáceas, rubeáceas y compuestas. En el sotobosque más bajo, hay abundancia de musgos, hepáticas, helechos, y plantas epífitas, entre las que se encuentran una orquídea y una bromelia endémicas (Epidendrum insularum y Guzmania crateriflora). Finalmente, hay que señalar la presencia en la Isla del Coco de asociaciones vegetales ripícolas e higrófilas, las cuales se desarrollan en los ambientes húmedos que bordean los numerosos cursos de agua dulce. En estas asociaciones, es frecuente el árbol Ardisia compressa, ciperáceas (Calyptrocarya glomerulata, Fimbristylis dichotoma), y gramíneas herbáceas (Digitaria setigera y Paspalum virgatum). En hondonadas húmedas, se pueden encontrar bosquecillos de los helechos arbóreos endémicos Cyathea alphonsiana, C. notabilis y C. nesiotica.