Loading...
Isla del Coco – CMAR: Corredor Marino del Pacífico Este Tropical2018-10-25T18:19:03+00:00

Mapa del Área Marina de Manejo CMAR

Mapa Corredor Marino Pacifico Este Tropical CMAR

Corredor Marino del Pacífico Este Tropical (CMAR)

La Isla del Coco se ubica a 625 kilómetros al suroeste de la Isla Coiba (Panamá), a 630 kilómetros al oeste de la Isla Malpelo (Colombia) y a unos 681 kilómetros al noreste de la Isla Pinta en el Archipiélago de Galápagos (Ecuador).  Todas estas islas son oceánicas y forman parte del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical -CMAR-.

El CMAR es una iniciativa regional de conservación y uso sostenible, que busca la adecuada gestión de la biodiversidad y los recursos marinos y costeros del Pacífico Este Tropical de 4 países: Costa Rica, Panamá, Colombia y Ecuador, mediante estrategias regionales gubernamentales. Fue confirmada en el 2004.

El CMAR se define por sus características oceanográficas, batimétricas (topografía del lecho marino) y conectividad ecológica. Esta región representa una de las áreas de mayor productividad en el Pacífico Oriental y una de las provincias biogeográficas de mayor diversidad biológica en el mundo.

Se pueden encontrar las formaciones submarinas de la Cordillera del Coco al norte (Isla del Coco) y de la Cordillera de Carnegie al sur (Islas Galápagos), así como por la extensa cuenca del Canal de Panamá (3000 m de profundidad), que se concentran en esta región. El Archipiélago de Galápagos forma parte de un “hotspot” geológico activo desde hace por lo menos 20 millones de años.

Reúne un número significativo de hábitats y ecosistemas únicos y particularmente vulnerables que albergan una gran diversidad biológica y productividad que incluye especies marinas y terrestres endémicas, en peligro de extinción y/o de gran importancia ecológica, económica y estética. La fauna del Corredor incluye ballenas (azul y jorobada) y tortugas marinas en peligro de extinción, así como diversidad de especies de atún, tiburón, mantarraya, peces pico (i.e. pez espada, marlin rayado, marlin azul y pez vela) y aves marinas. Las islas de esta región tienen algunos de los pocos arrecifes de coral que se encuentran bien conservados dentro del Océano Pacífico Tropical del Este.

Varias corrientes marinas convergen y condicionan la dispersión de larvas marinas e influyen los patrones de migración, movilización y distribución (reproducción y alimentación) de un gran número de especies de relevancia regional y mundial. Dinámicas climáticas tales como el fenómeno ENSO (El Niño), hacen que esta región esté sujeta a constante estrés ambiental.

El CMAR busca promover una colaboración estrecha y voluntaria de los cuatro países miembros, enfocándose en 4 temas principales:

Biodiversidad: Conservación de ecosistemas y las Áreas Marinas Protegidas, hábitats vitales para la reproducción y desarrollo de diferentes especies

Pesca: Fortalecer la cooperación entre los 4 países para fortalecer información y la gestión que garanticen el uso sostenible de los recursos, así como fortalecer los sistemas de monitoreo dado la naturaleza migratoria de muchas de las especies del Corredor.

Turismo responsable: Desarrollar buenas prácticas de turismo sostenible e implementar sistemas de monitoreo para promover un turismo responsable y mejorar el control de las actividades turísticas en las áreas protegidas y zonas de influencia del CMAR

Prevención y Control: Mejorar sistemas de control y monitoreo para las Áreas Marinas Protegidas y zonas de influencia del CMAR

Las amenazas antropogénicas inmediatas hacia los recursos naturales y el desarrollo sostenible de esta región son principalmente las alteraciones físicas y la destrucción de los hábitats y ecosistemas críticos, la sobreexplotación de los recursos naturales y la introducción de especies invasoras. Esto sumado a las variaciones climáticas que impactan periódicamente el desarrollo de las poblaciones de especies tanto endémicas como residentes.

Las alianzas transfronterizas fortalecidas mediante el CMAR, pretenden a mediano y largo alcanzar los siguientes resultados

  1. Mejoramiento del manejo y expansión potencial de las áreas protegidas ya existentes
  2. Identificación de nuevas áreas protegidas
  3. Aumento de la conectividad dentro de los límites del Corredor
  4. Protección y conservación de especies migratorias y áreas claves para la crianza y alimentación.
  5. Protección de poblaciones de especies en peligro crítico de extinción y sus hábitats.